La revisión gratuita aludida, no comprende ni cambios de fluidos, y/o aceite, como tampoco comprende cambio de repuesto alguno. Todo aquello que exceda la mera revisión de lo enumerado precedentemente, puede no ser gratuito y deberá ser abonado por el titular del vehículo.